Evaluar los riesgos sistémicos que plantean los instrumentos y agentes del sector financiero no regulados o inadecuadamente regulados

Nuestras demandas

  • Acordar una regulación y supervisión adecuadas de las instituciones financieras, las agencias de calificación crediticia y los fondos de cobertura por medio de un marco de las Naciones Unidas;
  • Una prohibición mundial de las ventas al descubierto entre todos los mercados y un aumento de la regulación/vigilancia de la negociación de alta frecuencia;
  • Un acuerdo mundial sobre la importancia de la gestión de la cuenta de capital para impedir la fuga de capitales, limitar el comercio especulativo y detener las caídas de los precios de las divisas y los activos;
  • Es necesario acordar una nueva asignación de derechos especiales de giro, en función del nivel de necesidad de los países en desarrollo;
  • Un Fondo mundial para la protección social universal para apoyar a los países más vulnerables en la respuesta a la pandemia.
La dimensión de Igualdad de Género

La actual recesión económica es resultado de una hiperfinanciarización del desarrollo y de la economía global, la cuál ha sido promovida activamente por las instituciones financieras, incluso agregando condicionalidades asociadas a las medidas de austeridad, bloqueando la posibilidad de cualquier desarrollo real. Esta dinámica ha aumentado las desigualdades, incluidas las limitaciones estructurales de las mujeres y las personas en situación de pobreza para acceder a la financiación. También se magnifican los flujos especulativos, provocando un aumento de los riesgos financieros, la volatilidad de los mercados financieros y la escasez de liquidez, para lo cual los bancos centrales tuvieron que intervenir con miles de millones de dólares durante la pandemia actual.